miércoles, 15 de enero de 2014

Accesorios para viajar en invierno



Hola! Lo prometido es deuda, así que hoy les estaré dando mis consejos acerca de los accesorios que no debe faltar en su maleta si van a visitar Chicago en invierno, aunque en realidad aplica para cualquier viaje invernal.

Puede sonar como algo muy básico, pero tener los accesorios ideales puede hacer una gran diferencia y ser de gran ayuda para que puedas disfrutar tu viaje. Si tienes presupuesto limitado para comprar tu equipo de invierno, te sugiero que inviertas en un buen gorro, guantes, calcetines y botas, y dejes la chamarra en segundo lugar. Sé que suena como una locura, pero toma en cuenta que en el torso y en las piernas puedes ponerte varias capas a la vez, trata de hacer lo mismo con las manos y verás que no es tan fácil. Aun si logras ponerte dos pares de guantes, estarás cortándole la circulación a tus dedos y solo lograrás ¡tener más frío!

Además, una persona sabia me dijo en una ocasión que la gripe entra al cuerpo por la cabeza o por los pies. ¡Así que más vale mantenerlos calientitos! Además, no importa cuántas capas de ropa te pongas, si tienes frío en los pies, tendrás frío en todo el cuerpo. Pero el tema de los pies es digno de otra entrada, por ahora hablemos de los... 



ACCESORIOS


http://fashionblogmexico.com/accesorios-otono-invierno/




Los lentes o gafas ideales para el invierno

En Chicago las temperaturas del invierno son agresivas, ¡pero los días son esplendorosos! Eso sí, cuando todo esta cubierto de nieve y el sol brilla en todo su esplendor... ¡tus ojitos pueden sufrir! Por eso nunca debes olvidar tus lentes, además de que te protegerán también del viento.

Aquí esperarás que te diga lo lógico: procura que tus lentes te cubran lo mejor posible, ¿verdad? ¡Pues no! Si he aprendido algo en este último invierno fue eso, ¡no todos los lentes son adecuados para esta temporada! Observa estos lentes:


¿Cuáles crees que son los mejores para el invierno? Yo te diría que los de arriba. ¿Por qué? Imagina que metes estos lentes al congelador, los dejas ahí unos 10 minutos y luego te los pones. Los dos modelos de abajo no tienen almohadillas para la nariz, así que todo ese plástico o metal helado estará descansando sobre tu nariz. Los de arriba, en cambio, tienen esas almohadillas que mantienen el armazón retirado de tu nariz, no se enfrían tanto como el plástico rídigo o metal, y es probable que ayuden a que el armazón no se recargue en tus mejillas.

Tip: si tus lentes son de pasta (plástico, celulosa, o como quieras llamarle) y después de haber leído lo anterior sabes que te harán sufrir, pero no puedes vivir sin ellos... ¡el micropore es tu amigo! Con dos o tres capas de micropore sobre el armazón se solucionan las molestias. Recórtalo para que quede de mismo grueso que tu armazón y cubre todo el puente (la "U" invertida que va sobre tu nariz). Si lo haces con cuidado nadie notará que tus lentes tienen un "parche" ¡y tu nariz te lo agradecerá! Aquí un ejemplo de cómo quedaron los mios:

Una ocurrencia para no sufrir en invierno



Los guantes

Primero debo confesarte que los típicos guantes tejidos son mejor que nada, pero no te servirán de mucho.

Necesitarás guantes que eviten que se filtre el viento, pueden ser de tela impermeable (el tejido debe ser muy cerrado), gamuza o piel (los de piel son sin duda los mejores, aunque también los más costosos).

Idealmente, busca aquellos que tengan forro térmico. La marca más conocida para esto es Thinsulate de 3M. Se refiere a un aislante que ayuda a retener el calor del cuerpo, pero tiene la gracia de ser muy delgado y de mantenerse seco (permite que se evapore la humedad).

Aqui hay un ejemplo de los guantes ideales:

Guantes de piel con forro de Thinsulate

Pueden parecer costosos y sí, la verdad es que guantes como estos cuestan entre 25 y 70 dólares, pero si eres flexible con los colores puedes encontrarlos en tiendas de saldos como Marshalls, Ross, TJ Max y Burlington (todas en State St o Michigan Ave) rondando los 15 a 25 dólares.

¡Una nota muy importante! Si acaso piensas meter tus manos en la nieve (hacer monitos, aprender a esquiar o cosas similares) necesitas que sean impermeables. No subestimes el frío, si tus guantes se mojan esa agua se puede congelar y junto con ella tus dedos. ¡No es broma!


Gorro (¡o un elegante sombrero!)

Hay miles de estilos y todos pueden funcionarte bien, así que solo te compartiré mis experiencias:

  • Si piensas comprar un gorro de lana, primero póntelo y mantenlo en tu cabeza por unos tres a cinco minutos. Yo tuve uno que era grueso y muy calientito, pero después de algunos segundos ¡era una picazón tremenda! No lo tiré porque era muy calientito, así que la solución fue ponerme un gorro abajo para evitar el contacto directo con mi frente y asunto arreglado.
  • Elige un gorro que te cubra perfectamente las orejas, de lo contrario tendrás que conseguir unas orejeras.
  • Quien busca, ¡encuentra! Mi gorro favorito tenía forro de Thinsulate y lo amaba con locura (lo acabo de perder hace un par de semanas). Lo mejor es que no son nada caros, ¡los tienen en amazon en menos de 5 dólares!
  • Otra opción para aquellos amantes de la moda y el buen vestir, es un sobrero de lana. Son muy calientitos y lucen muy elegantes. ¡Quiero uno como el de la foto!
Gorro con forro Thinsulate
Sombrero de lana

Y esto concluye el capítulo sobre los accesorios más importantes para este invierno en Chicago. Espero que te hayan sido de utilidad, sea para comprarlos o elegir las mejores opciones que tienes ya en tu armario. Próximamente prepararé otras entradas para hablar sobre la ropa.

¡Felices viajes!


No hay comentarios:

Publicar un comentario